¿Qué tipo de scooter existen?

Podemos clasificar los scooter en tres grandes tipos: scooter plegables, scooter desmontables o scooter compactos. También podemos diferenciarlos por el tipo de batería que tenga:

  • scooter con baterías de litio
  • scooter con baterías de AGM (plomo sellado)
  • scooter con baterías de gel (SLA).

Características de cada tipo ……

Las scooter plegables se denominan así debido a que su estructura pliega sobre sí misma, no es necesario desmontar ningún elemento para plegarla.

Pueden tener un plegado manual o eléctrico, a través de un mando o botón. Estas scooter suelen tener baterías de litio, muy ligeras y de un tamaño menor que las scooter compactas o desmontables. Las ruedas suelen ser más pequeñas y  más baja. Son scooter pensadas para terrenos estables de ciudad y para facilitar el traslado de la misma en el maletero de un coche.

Las scooter desmontables se denominan así debido a que algún elemento de la scooter se puede desmontar. Por lo general las scooter se desmontan en varias partes para un mejor traslado. Las partes que suelen desmontarse son la base de la scooter y las baterías.

Estas scooter suelen tener un tamaño reducido para facilitar la entrada en ascensores y el traslado de la misma en el maletero de un coche. Estas scooter son algo más robustas que las plegables y están pensadas para terrenos estables en ciudad.

Tiene un tamaño de rueda y una altura un poco superior al de las scooter plegables. Las scooter desmontables pueden tener baterías de litio, gel o plomo dependiendo del modelo y fabricante.

Las scooter compactas son scooter de grandes dimensiones en las que su estructura no permite desmontar las baterías de forma sencilla, ni desmontar ningún elemento de la scooter. Estas scooter están pensadas para zonas rurales o pueblos debido a las dimensiones de la misma.

Tiene unas ruedas grandes y una mayor altura que las scooter desmontables y plegables. Las dimensiones de la scooter no suele permitir introducirla en un ascensor o un maletero de un coche, suelen ser pesadas para transportarlas y están pensadas para ser guardadas en garaje.

Las scooter compactas suelen ser un poco mas todo terreno que el resto de scooter. Este tipo de scooter suele tener baterías más potentes que las scooter desmontables y suelen ser baterías de plomo o gel.

¿En qué debemos fijarnos a la hora de comprar una scooter?

La elección de una scooter no es una tarea sencilla, ya que cada persona es un mundo y tiene necesidades concretas, por este motivo debemos tener en cuenta aspectos fundamentales como son las características del usuario como el peso y las medidas, el entorno donde vamos a utilizar la silla y el uso que tendrá la scooter.

Características del usuario:

Uno de los principales puntos a tener en cuenta es el peso del usuario y el peso máximo soportado por el scooter. Debemos adecuar la scooter al peso del usuario ya que así evitaremos que la scooter sufra y termine averiada.

Debemos tener en cuenta si la persona puede o no manejar una scooter debido a que las scooter pueden alcanzar cierta velocidad y poner en riesgo al usuario y a los peatones.

Otra característica en la que nos debemos fijarnos es en la accesibilidad del usuario a la scooter. Hay scooter que tienen asientos giratorios y facilitan la entrada a la misma. Pero en algunos modelos de scooter, como suelen ser las plegables, necesitan tener un asiento más firme y no es posible girarlo para que la persona pueda entrar mejor.

En cuanto a las características del asiento tenemos que tener en cuenta si el usuario necesita un asiento con un respaldo más o menos alto, dependiendo del control de tronco que tenga y las patologías del mismo.

Entorno:

Preguntarnos dónde vamos a usar la scooter es la pregunta más importante que debemos hacernos.

Debido a que no es lo mismo utilizar una scooter en ciudad que en un entorno más rural.

Si necesitamos guardar el scooter en el domicilio tenemos que tener en cuenta el acceso al mismo a través de un ascensor o rampa. En el caso de tener un ascensor tenemos que tomar las medidas del mismo antes de la compra del scooter. Debido a que el ascensor será el que nos facilite la salida a la calle y por tanto nos proporcione la independencia que buscamos.

Las scooter se cargan a través de la luz por lo que necesitamos poder guardar la scooter en un lugar donde tengamos acceso a un enchufe, ya sea en el domicilio o en un garaje.

Por último hay que tener en cuenta el tipo de terreno por el que vamos a usar la scooter.

Si es un terreno más inestable o con muchas rampas es mejor tener un scooter compacto. Si tenemos un ascensor pequeño y vamos a utilizarlo en ciudad podemos elegir entre una scooter plegable o una desmontable dependiendo del tamaño.

Uso:

Aquí también debemos tener en cuenta el terreno por el que vamos a usar la scooter y los trayectos que realizaremos con ella. Las scooter tienen diferentes autonomías dependiendo de la batería que tengan.

También tenemos que tener en cuenta si necesitamos montar la scooter en el coche y con qué frecuencia. No es lo mismo montar el scooter a diario que una o dos veces al año. Es necesario tener en cuenta el peso y las dimensiones de la scooter.

Consejos de uso y mantenimiento

Las scooter tienen unas baterías y por ello necesitan un mantenimiento. Las baterías necesitan hacer cargas completas por lo que es preferible cargar la batería a diario toda la noche que cargar la batería una hora al día.

Lo recomendable es hacer cargas de 8h no obstante con cada modelo el fabricante nos dirá el tiempo adecuado de carga.

Si la scooter no tiene uso es recomendable hacer una carga completa al menos una vez cada 15 días. Las baterías se pueden estropear si dejamos mucho tiempo sin uso la scooter. En periodos prolongados sin uso de la scooter, podemos desconectar las baterías completamente de la scooter.

Cuando notemos que la scooter comienza a mostrar una disminución evidente de la  autonomía es posible que necesite un cambio de baterías. Es importante hacer una revisión de la scooter para que comprobemos que todo funciona correctamente.